Remodelación Cuarto de Niño

 

Diseño Cuarto de Niño

 

Sara es una arquitecta de profesión y amante del diseño. En este espacio, nos cuenta de sus pasiones, inspiraciones y cómo es que trabaja cada uno de sus diseños. 

Contacto: s.delaflorllona@gmail.com

Sara de la Flor Design nace de mi deseo de transformar y crear espacios cómodos y bellos que evoquen la esencia del cliente. Estudiar arquitectura confirmó mi amor por el diseño y el detalle que este merece. En el 2019 terminé la carrera de arquitectura en la Universidad de Lima y fue un año de logros en el que empecé a tener proyectos independientes y tuve la oportunidad de remodelar varios espacios e implementar muebles, no solamente funcionales, pero que aportan calidez y belleza al espacio.

 

La importancia de tener espacios cómodos que te hagan sentir bien en tu casa se hace evidente, hoy más que nunca, y me encanta evidenciar la transformación de espacios, pero más importante, de la calidad de vida de las personas que los usan. También se hace evidente que los niños necesitan espacios a su medida que les permita desarrollar sus actividades dentro del hogar. Crear espacios para niños le da al arquitecto un poco más de libertad al proyectar y permite el uso de colores y formas menos convencionales. Lograr que los muebles y el espacio en si se lea como un cuarto de juegos y estímulos a través de la utilización del color y hasta texturas que den calidez.

 

Es una experiencia única ver tus diseños materializados, y esa satisfacción, creo yo, es para lo que todo diseñador o arquitecto vive.

 

Este cuarto, cuando empezamos a trabajar, era un dormitorio lindo, pero no era más que eso. Empezando por la distribución, la cual no estaba ayudando al espacio y generaba una serie de problemas como la apertura fácil del closet o que el pequeño cliente, al subir a su cama podía asomarse por la ventana, lo cual generaba un peligro innecesario. Por otro lado, las repisas y los cubos para los juguetes eran muy chicos, lo cual generaba desorden en toda la habitación.

 

Cuarto - Antes de la remodelación

 

Para empezar, decidimos cambiar la distribución. Mover la cama nos daría la oportunidad de incluir una cabecera y se acabaría el problema de tener al niño al alcance de la ventana. Se debía incluir espacio para juguetes, lo cual hacia falta inicialmente y el closet debía ser más grande y con una mejor distribución. Por otro lado, el cliente es muy estudioso y le encanta hacer manualidades, por lo que necesitaba un escritorio cómodo y grande para poder desarrollar sus actividades. 

 

El resultado fue un juego de colores. texturas y detalles que le dio otra lectura al espacio, el cual pasó de ser un espacio cualquiera y sin esencia, a uno pensado para la persona que lo usa y en sus necesidades y comodidad, donde todo está a su alcance.